¡Vean el analema!

20 diciembre 2009

Así se registra el analema (el recorrido del sol a lo largo del año) en el cielo de Turquía. Esta fue la imagen del día de la NASA en el día de ayer.

Así se registra el analema (el recorrido del sol a lo largo del año) en el cielo de Turquía. Esta fue la imagen del día de la NASA en el día de ayer.

El analema es una definición astronómica: indica el “dibujo” que describe el sol en el cielo a en su recorrido anual si lo observamos desde un mismo lugar a una misma hora. Registrar ese dibujo no es una novedad en el mundo de la ciencia, pero sí lo fue para los chicos del Jardín Maternal de Exactas, que hicieron la experiencia guiados por el físico (y colaborador asiduo de EXACTAmente) Guillemo Mattei, del Departamento de Física de la Facultad. La experiencia consistió en que los chicos marcaran cada miércoles a las 15.00 horas un punto en el suelo a partir de la sombra proyectada por una estaca. Después de pasado un año solar, ya estaba listo “el dibujo”. Para más información acerca de la experiencia del analema en el Jardín de Exactas, puede leerse un artículo publicado en el número 707 de la revista semanal “el Cable”.

A partir de esta experiencia, el Centro de Producción Documental de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales realizó un video que está disponible  on line y que se denomina “Proyecto analema”. Los invitamos a verlo.

Armando Doria – editor

2 comentarios to “¡Vean el analema!”

  1. Juan Manuel Aguiar said

    Acabo de ver la nota sobre el Analema y me parecio fantastico lo que hacen con los chicos; quisiera felicitar a Guillermo Mattei y a todos los que trabajan en estos proyectos. Desde Estrasburgo, Francia, les dejo mi saludo

    Juan Manuel

    • Gracias Juan Manuel.

      Mi opinión personal (no académica o institucional) es que, más allá del esquema didáctico y pedagógico necesario en la enseñanza de la ciencia en todos los nieveles educativos (dejemos por ahora afuera al universitario que da para otras complejidades), algunas interacciones fuera de la programación curricular que enfrenten directamente al científico con la comunidad de ese nivel educativo también pueden ser grandes oportunidades de plantar ideas, conceptos y cosmovisiones que potencialemente se podrán cosechar con posterioridad.

      O sea, la noción del sistema solar y sus componentes está muy bien establecida, discutida y aplicada con éxito a partir de los trabajos sitemáticos de los especialsitas en didáctica y pedagogía de la educación inicial. Esto no colisiona con que una vez, fuera de programa, los niños y maestras se enfrenten en crudo con alguna cuestión científica a cargo de un docente/investigador profesional de ese tema.

      Esto particuarlamente ocurre con éxito en las llamadas Semanas de las Ciencias que la Facultad ofrece a la comunidad de la escuela media. Una vez por año, algunos temas de Biología (por citar un ejemplo) se tratan directamente con el docente/investigador profesional de ese tema sin ninguna otra condición o prevención más que la claridad, la capacidad de comunicar y el rigor conceptual. Si bien, en esos encuentros, no hay planificación en contextos pedagógicos clásicos, la intereacción es muy fructífera por las ideas que potencialmente se pueden dejar planteadas.

      El resultado del necesario trabajo pedagógico anual en un determinado nivel educativo se puede y se lo sabe cuantificar, pero el que procede de una interacción fuera de programa, si bien es más dificil de precisar, indudablemente es capaz de disparar ideas en el futuro de algunos alumnos.

      No pretendimos más que los chicos puedan darse cuenta por qué las sombras son más largas y más cortas, porqué las horas de luz son más o menos, cuál es el sentido en el que el Sol camina la bóveda cleste y algunos otros detalles más. Por supuesto que la matemática y la física involucradas en el analemma exceden el nivel del preescolar, pero lo que nos estimula es pensar qué va pasar cuando alguno de estos chicos se topen con la palabra analemma cuando sean más grandes o cuando vean temas relacionados en la curricula tradicional de sus futuros niveles educativos. Nos parece que el estado potencial en el que puede haber quedado esta experiencia en su bagaje intelectual puede ser, en algunos casos, una apuesta interesante en favor de la creatividad del niño.

      Saludos.

      Guillermo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: